Evaluaciones Psicolaborales

Con la evaluación psicolaboral se elige al candidato con el perfil más adecuado según la evaluación psicológica realizada y los requerimientos del cliente. A la persona que se selecciona se hace en base a las competencias específicas para un determinado cargo.
Se considera además en la evaluación psicolaboral la capacidad de adaptación que tendrá el candidato a la nueva comunidad organizacional frente a su clima, cultura y valores.
Gracias a la evaluación psicológica el seleccionado desarrollará y ejecutará mucho mejor sus herramientas para cumplir las tareas esperadas.

Levantamiento de Perfil: A través de un formato y en conjunto con el cliente se levantan las primeras evaluaciones que son las características y requerimientos del cargo, así como las competencias asociadas, las cuales serán analizadas en el informe psicolaboral a entregar.

Entrevista Psicolaboral: Los psicólogos evaluadores, con experiencia en Selección por Competencias, realizan una entrevista de Eventos Conductuales, en el que indagan y evalúan aspectos relacionados a las competencias definidas en el perfil de cargo. Para cargos Ejecutivos se incluye en la entrevista la ejecución de un caso práctico de negocios a fin de evaluar con mayor profundidad las competencias de nivel estratégico.

Aplicación de Pruebas: Dependiendo del cargo a evaluar se selecciona una batería de pruebas psicológicas acorde a las competencias y aspectos psicológicos necesarios de pesquisar. En algunos casos, y dependiendo la masividad del cargo, se puede realizar una etapa previa a la entrevista de aplicación de pruebas de forma masiva, no obstante siempre se complementa con una prueba psicolaboral proyectiva realizada de manera individual.

Solicitud de Referencias: Luego del proceso de evaluación, se solicitará a lo menos una referencia laboral autorizada por el candidato, a fin de indagar en fortalezas y debilidades detectadas, corroborar antecedentes curriculares y desempeño anterior.

Informe Psicolaboral: Se realiza un informe psicolaboral técnico detallado del candidato y se asesora al cliente en el proceso de elección y contratación. El informe consignará 3 categorías de evaluación: Recomendable, Con Reservas y No Recomendable (u otro definido por el cliente). El formato a utilizar dependerá del nivel del cargo a evaluar el cual deberá ser validado por el cliente.